Abre Marriot International majestuoso hotel en Beijing

 El Beijing Marriott Hotel City Wall  con 1,312 habitaciones se inaugura

 

PEKIN/BEIJING* – agosto, 2008 – Marriott International (NYSE:MAR) anuncia la apertura del Beijing Marriott Hotel City Wall con 1,312 habitaciones, en la capital de la República Popular de China. Este es el hotel Marriott más grande fuera de los Estados Unidos.

 

El gerente general del hotel es Rauf Malik,  hotelero internacional con alrededor de 30 años en la industria hotelera, 16 de los cuales ha estado con Marriott International.  En Asia, ha administrado los Hoteles Renaissance en Hong Kong, en China el Hotel Guangzhou por parte de Marriott y el Hotel Renaissance Yangtze Shanghai, antes de su designación actual.  Malik  ha trabajado también en los Estados Unidos, Europa y el Medio Oriente.

 

Ubicado estratégicamente en el zona de negocios de Pekín/  Beijing*, cerca del área de embajadas, el Beijing Marriott Hotel City Wall está contiguo al segundo circuito vial, la Avenida Chang An, la estación del  tren subterráneo Jianguomen  y a la estación de ferrocarril de Pekín/ Beijing*. El aeropuerto Internacional de Pekín/ Beijing* está situado a 24 kilómetros.

 

Un rasgo sobresaliente en su arquitectura es que está construido en el renovado Parque de las Reliquias de la Muralla de la Ciudad de la Dinastía Ming.  La Muralla de la Ciudad de la Dinastía Ming fue construida en 1419 y se extendía cerca de 40 kilómetros.  Hoy en día sólo tiene una extensión de 1.5 kilómetros, y en alguna ocasión fue parte del camino de la sección central de la antigua ciudad de Pekín/ Beijing*.  En 2002, el gobierno municipal de Pekín/ Beijing* convirtieron las reliquias en un parque público.

 

 

“A China se le considera una de las economías más importantes en el siglo 21, y a Pekín/ Beijing* el corazón de su poder.  El Beijing Marriott Hotel City Wall, con su enorme tamaño, sus instalaciones y servicios de calidad, es una adición fuerte a nuestro portafolio en esta ciudad,” dice Ed Fuller, presidente y administrador general de International Lodging para Marriott International.

 

El Beijing Marriott Hotel City Wall  ofrece un excitante conjunto de restaurantes y salones donde se sirve una extensa variedad de platillos de la cocina local e internacional.  La mitad de los espacios comerciales están ya en operación, y todos los restaurantes estarán funcionando para mediados de agosto.

 

El City Wall Bistro es un restaurante que funciona todo el día, ofreciendo cocina occidental.  El  Hawka Restaurant se caracteriza por ofrecer sofisticada comida urbana de varias ciudades asiáticas, en un ambiente acogedor.  El Provincia Restaurant tiene raíces  italianas con acentos mediterráneos, es un sitio alegre donde los huéspedes pueden adquirir una exquisita pizza, pasta o una variedad de botanas estilo tapas, para compartir.  Pearl  se especializa en auténtica cocina cantonesa, mientras que Java+  es un delicatessen más informal. El lobby bar es el lugar perfecto para terminar el día y ofrece variedad en vivo por la noche.  Para los huéspedes que buscan un bar más íntimo, el Ruby Bar  es la elección perfecta, el cual se ufana de tener la más fina selección de cognacs y los licores más refinados y caros de Pekín/ Beijing*.

 

Las instalaciones recreativas incluyen un centro de acondicionamiento físico y una piscina interior con agua caliente, los cuales ya están en funcionamiento.  Adicionalmente, el hotel cuenta con el Quan Spa  que ofrecerá 14 cabinas para tratamientos y abrirá sus puertas a los huéspedes a mediados de septiembre. Otras comodidades incluirán servicio en la habitación las 24 horas, lavandería, centro de negocios, tienda de regalos, mostrador de lobby concierge y un piso ejecutivo.

 

Para conferencias y eventos sociales, el Beijing Marriott Hotel City Wall tiene tres salones de baile  y más de 10 salones funcionales que en conjunto proporcionan más de 4,000 metros cuadrados de espacio para banquetes y reuniones.  El Gran Salón  puede acomodar a 750 invitados sentados para una cena, con un foyer abierto separado para un cocktail.  El Salón City Wall puede alojar a 300 invitados para un banquete, mientras que el Salón Ejecutivo es un sitio más intimo para eventos de hasta 100 personas.  El hotel también cuenta con diversos salones para conferencias y salas para juntas en su segundo piso, para reuniones de 10 hasta 75 participantes.

 

El Beijing Marriott Hotel City Wall junto con sus más de 3,000 hoteles Marriott afiliados en todo el mundo, participa dentro del Marriott Rewards, el programa de recompensas para sus miembros que les permite acumular puntos a su elección o millas en aerolíneas por cada dólar que invierten en cada una de sus estancias.

 

El Beijing Marriott Hotel City Wall ofrece una tarifa preferencial por apertura de RMB 900++ en habitación de lujo, del 1 de agosto al 31 de diciembre, 2008.  Las reservaciones están sujetas a disponibilidad de habitaciones.   Para mayor información, visite www.marriott.com/BJSCW

( AB Comunicación )

 

 

*Nota del traductor:

La siguiente sólo tiene el fin de proporcionar información adicional sobre el uso de PEKÍN sobre el de BEIJING para que se elija el que más convenga a sus intereses.

Juegos Olímpicos: Pekín y no Beijing


por Juan Puig, Letras libres

La capital de Inglaterra es Londres, no London. La de Rusia es Moscú, no Moskvá. La de Baviera es Múnich, no München. Y la antigua capital de Carlomagno era –y existe– Aquisgrán, no Aachen ni Aix-la-Chapelle. La capital de China, en español, es Pekín, aunque en chino mandarín –transliterado allá al alfabeto latino– sea Beijing ( “capital del norte”, que se pronuncia aproximadamente “peiying”).

Cuando el nombre de una ciudad (y de cualquier cosa) tiene un modo de decirse en español, digámoslo en español. En la transliteración de Beijing, la be no es la nuestra, ni la jota, ni desde luego las vocales: esa palabra no está en nuestra lengua. El nombre de Pekín, en cambio, ha existido en español por siglos. Las Academias de la Lengua Española y la Real Academia Española publicaron en 1999 una Ortografía de la lengua española donde todas esas instituciones estuvieron de acuerdo, entre ellas la Academia Mexicana. Este manual ofrece dos listas ejemplares de toponímicos en español, y allí figura precisamente Pekín.

Las agencias noticiosas internacionales, cuando la matanza de la Plaza Tiananmén (4-VII-1989), pusieron de moda llamar Beijing a Pekín, y muchos creyeron que el Estado chino había cambiado oficialmente el nombre de su capital –como sí hizo en 1928, cuando la bautizó Peiping (??, “paz del norte”; en otros tiempos se llamó también Tatú, Chongtú, Kanbalik, Suntién…). ¿Qué tal que pidiéramos a los hermanos chinos que en sus textos escribieran la palabra “México”, no con el ideograma –y metáfora– tradicional que para ella acuñaron hace buen tiempo? (“Mò”, “pincel”), sino tal como nosotros la usamos, con letras romanas y acento? ¿Y que los nombres coreanos hubieran de escribirse al modo coreano? ¿Y los árabes a lo árabe? Con esa extraviada conducta dejaríamos de entender los mapas…

Si en nuestra lengua la be suena a be y la jota a jota, y las vocales a lo que sabemos, la capital de China, con todo respeto, en español es Pekín. Por lo que nuestras letras dan y por lo que entrañan los siglos.

 

Anuncios

Publicado el agosto 26, 2008 en Noticias, Turismo. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: