Cuando un niño se nutre, México se desarrolla

  •  World Vision México, Un Kilo de Ayuda y The Hunger Project México alzan la voz para sensibilizar a la sociedad y a sus representantes, en favor de la nutrición, proponiendo políticas y programas, confiando en que juntos, gobierno, empresas, medios de comunicación, academia y sociedad civil, pueden hacer realidad un México sin desnutrición.

México D.F. a 7 de junio de 2012. – La Nutrición crea la base del desarrollo físico, emocional y cognitivo. No sólo es esencial para el bienestar humano,  también es fundamental para el desarrollo económico. El invertir en una buena nutrición reduce la muerte prematura tanto de la madre como de los pequeños, mejora el crecimiento de lactantes y niños así como puede conducir a un crecimiento estimado de dos a tres por ciento en la riqueza económica de los países en desarrollo.

Este esfuerzo no sólo consiste en salvar vidas, sino en tener un impacto de largo plazo en la vida de cada ser humano. Abordar el problema de la nutrición en madres embarazadas y sus hijos e hijas no sólo se trata de responder a necesidades básicas para sobrevivir sino que  es la base para el desarrollo de cada uno de nosotros y por lo tanto, de nuestras familias, comunidades y países.

En contraparte, la malnutrición presenta riesgos considerables para la salud. Las tasas mundiales crecientes de sobrepeso y obesidad están relacionadas con el aumento en las enfermedades crónicas, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes, todas ellas afecciones que ponen en peligro la vida y son muy difíciles de tratar en lugares con limitados recursos y con unos sistemas de salud que ya están sobrecargados.

Indudablemente, la desnutrición infantil es un problema de salud pública por magnitud. Una nutrición inadecuada afecta principalmente a grupos vulnerables como son los niños, las niñas y las mujeres, lo cual impide romper el círculo de la pobreza. Por esta razón, Organizaciones No Gubernamentales como World Vision México, The Hunger Project México y Un Kilo de Ayuda se unen hoy para hacer un llamado urgente a la sociedad mexicana y sus representantes para dar solución a este problema de salud pública planteando una propuesta concreta e incluyente.

Como es sabido, la reunión del G20 se encuentra muy próxima, las economías más avanzadas del mundo se reunirán para implementar acciones globales en torno a asuntos económicos y financieros; México es el país anfitrión, lo que nos brinda una gran oportunidad para alzar la voz a favor de la salud. Si una de las prioridades del G20 se centra en el desarrollo de la estabilidad económica mundial, resulta por ende imperativo darle atención a un tema fundamental para el desarrollo tanto a nivel individual como de los países: la seguridad alimentaria y su vínculo con la nutrición, con un enfoque en las poblaciones más vulnerables: las niñas, los niños y las mujeres.

“Las acciones que el G20 ha tomado hasta la fecha para resolver la crisis de nutrición que existente a nivel mundial carecen de un enfoque y sentido de urgencia acorde con la escala y magnitud del problema. En 2010, La FAO dio a conocer las cifras: 925 millones de personas desnutridas 98% en los países en desarrollo. Más aún, una nutrición inadecuada es la causa de más de 2.5 millones de muertes infantiles al año. Asimismo limita el crecimiento y potencial de más de 170 millones de niñas y niños en el mundo” reveló Luis del Río, Director Nacional de World Vision México quien reconoció los avances que se han suscitado gracias a los espacios de información generados para las Organizaciones Civiles en reuniones anteriores, sin embargo se declaró preocupado por la falta de una mención al tema de la nutrición y su vínculo con la agricultura. “No podemos hablar de productividad de calidad sin tener una sola referencia al tema de la nutrición” dijo.

Es importante aclarar que desnutrición no es sinónimo de pobreza alimentaria. Desde los años 90 los programas relacionados con la nutrición y el desarrollo social en México han reconocido esta complejidad, y quizás a ello se deba que en los últimos 20 años la desnutrición crónica en México haya disminuido en más de 10 puntos porcentuales, pero aún existen en México un millón doscientos mil niños con desnutrición crónica, particularmente en las zonas rurales e indígenas del país.

Basarse en evidencia partiendo de un modelo conceptual que aborde todos los determinantes de la desnutrición; asegurar la coordinación entre secretarías y órdenes de gobierno; lograr la participación y apropiación por parte de las comunidades; asegurar el monitoreo, la supervisión y la evaluación permanente; invertir en capacitación, certificación y profesionalización; consolidar la focalización en los grupos vulnerables; garantizar el financiamiento; privilegiar un enfoque de derechos y construir una Gobernanza para la nutrición, son las propuestas de Un Kilo de Ayuda dirigidas a los actores políticos, para que hagan participes a la sociedad civil organizada en el diseño de políticas y programas, a escuchar casos de éxito y confiar en que juntos, gobierno, empresas, medios de comunicación, academia y sociedad civil, podemos hacer realidad un México sin desnutrición.

Por su parte, Lorena Vázquez, Directora Ejecutiva de The Hunger Project México aseguró que “a pesar de se han hecho grandes inversiones, ha sido claramente demostrado que únicamente con programas de ayuda alimentaria y transferencias monetarias seguiremos siendo incapaces de abatir la pobreza y el hambre”.

Y reveló que se ha demostrado que invertir en la nutrición de mujeres, niñas y niños, principalmente en los primeros mil días de vida: Incrementa el Producto Interno Bruto (PIB) de un país entre el 2 y el 3%; salva más de 1 millón de vidas al año alrededor del mundo; genera niñas y niños bien nutridos y autosuficientes que son más propensos a continuar con su educación; personas con un mayor IQ (coeficiente intelectual); le permite generar a las personas hasta 46% más ingresos en su vida productiva; reduce significativamente la carga humana y económica de enfermedades infecciosas como el SIDA y otras enfermedades crónicas como la diabetes; y contribuye a terminar con el hambre y romper el ciclo de la pobreza.

Adicionalmente, The Hunger Project México urgió al gobierno en su conjunto a adoptar la iniciativa global “SUN” (Scaling Up Nutrition). Este Marco de Fomento a la Nutrición ha sido adoptado por 27 países y más de 100 entidades alrededor del mundo, quienes se han comprometido a apoyar su aplicación para responder a las necesidades de la población en los países afectados por la desnutrición.

Finalmente, el Dr. Manuel Mendoza, Director General de Un Kilo de Ayuda,  hizo un llamado a cada uno de los candidatos presidenciales  “para que reconozcan el trabajo que hemos realizado la sociedad civil organizada en favor de la nutrición, a hacernos participes en el diseño de políticas y programas, a escuchar las experiencias que han resultado exitosas en el quehacer de instituciones como World Vision México, The Hunger Project México y Un Kilo de Ayuda, a confiar en que unidos, gobierno, empresas, medios de comunicación, academia y sociedad civil, podemos hacer realidad un México sin desnutrición”, concluyó

Anuncios

Publicado el junio 12, 2012 en Noticias, Salud. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: